Frases celebres de Epicteto

Epitecto, estoico de Hierapolis, Frigia. Esclavo liberado del secretario de Nerón, y alumno del estoico Musonio, fundó una escuela en Nicopolis cuando Domiciano desterró a los filósofos de Roma en el año 89. Su estoicismo subraya la libertad, la providencia, la practicidad, la humanidad. Un hombre debe elegir entre la esclavitud a lo externo y la libertad en la inviolabilidad de su fin moral, que es lo único que tiene por completo en su poder, inalcanzable por las enfermedades externas. Ningún hombre puede injuriar o ser injuriado por otro, sólo puede injuriarse a sí mismo. Pues el principio rector, y desde luego divino, del hombre es su voluntad moral; por lo que su único deber activo es ejercerla correctamente, y reconociendo la regla de la divina providencia en el universo del cual es él una parte integral, aceptar la voluntad de Dios.

Epicteto


Frases de Epicteto





Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Politica De Privacidad